NOVEDADES Y ACTUALIDAD DEL MERCADO INMOBILIARIO — Los 4 errores que hay que tener en cuenta para no arruinar una inversión en inmuebles

Invertir en inmuebles sigue siendo una alternativa de inversión. Pero no hay que equivocarse: no es lo mismo comprar un inmueble que invertir. En general, se compran inmuebles pero no se invierte.

* Creer que nunca se puede perder capital cuando se invierte en inmuebles

Es importante tener en cuenta que al momento de adquirir un activo inmobiliario al valor de mercado, el inversor empieza perdiendo 10% de su capital si lo quiere realizar, ya que en promedio el costo de escrituras y comisiones de compra y venta es del 10%.

Si bien hay actualmente 49 emprendimientos en construcción, lejos quedó este número de 2012, cuando se construyeron 69 edificios.

* Creer que el rendimiento está basado sólo en los ingresos por renta

Esto frecuentemente es así para compradores de propiedades que compran a valor de mercado y las mantienen por muchos años.

* Creer que una exitosa experiencia de comprar un bien que luego se revalorizó, se repetirá sin parar

Generalmente cuando un inversor adquiere una propiedad y obtiene un buen rendimiento por la revalorización del mismo a lo largo de cuatro o cinco años, naturalmente buscará repetir la misma inversión pensando que va a poder obtener el mismo resultado. Sin embargo, en activos inmobiliarios prácticamente nunca es así.

En julio, las escrituras formalizadas con hipoteca bancaria totalizaron 235 casos, 66% menos que las registradas un año antes. Representaron el 7,3% del total, frente al 15,6% de un año antes.

* Creer que la rentabilidad por alquiler se obtiene simplemente tomando el valor del alquiler y restarle el impuesto inmobiliario

En realidad cuando se calcula el rendimiento por alquiler además del impuesto inmobiliario hay que tener en cuenta muchas variables que son las que finalmente impactan en el rendimiento. Por ejemplo, los periodos de vacancias, los seguros, el impuesto patrimonial, el impuesto a la propiedad, los gastos de mantenimientos (expensas) que en países como EEUU los paga el propietario, las comisiones de inmobiliarias, previsión de reparaciones e imprevistos, los gastos de administración, , etc. Al incluir estos conceptos, se reduce a la mitad o menos la rentabilidad teórica que proporcionan generalmente los agentes inmobiliarios.

Nuestra misión es brindarle el mejor servicio inmobiliario mediante el asesoramiento legal y técnico acorde a su necesidad con esmerada atención personalizada

Nuestra misión es brindarle el mejor servicio inmobiliario mediante el asesoramiento legal y técnico acorde a su necesidad con esmerada atención personalizada