La Justicia no autorizó el funcionamiento a la Cámara que nuclea a las empresas de servicios inmobiliarios

Fundamentó su decisión en una resolución en la que había determinado ilícita la actividad inmobiliaria bajo el régimen de franquicia, tras un reclamo contra Remax, que forma parte de la Cámara

Tras pedir la disolución y liquidación de Remax Argentina SRL (Resolución Nº 350 del 8–9–2020) por considerarla una sociedad LICITA con objeto ILÍCITO, la Inspección General de Justicia le denegó la autorización a CAMESI

La Inspección General de Justicia (IGJ) le denegó a la Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios (CAMESI) la autorización que había solicitado para funcionar. Así lo determinó en una resolución que publicó este miércoles, tras un reclamo realizado por el Colegio Profesional Inmobiliario de la Ciudad de Buenos Aires (CUCICBA) contra Remax Argentina SRL, una de las cinco firmas que consolidan la entidad, por considerar que ejerce la actividad de manera ilícita.

El organismo estatal, que regula y controla las sociedades comerciales, fundamentó la decisión en la Resolución Particular N° 350/2020, emitida el 8 de septiembre del año pasado, en donde había determinado ilícita la actividad inmobiliaria bajo el régimen de franquicia, tras lo que ordenó iniciar el proceso judicial de liquidación y disolución.

Según explica a LA NACION Marta Liotto, Vicepresidente de CUCICBA, la franquicia utiliza una forma contractual propia de la actividad comercial en donde se delega una marca. “Se usa mucho para cadenas de supermercados, por ejemplo. Te permiten usar una marca y un sistema. Esto es incompatible con una actividad profesional, que es la normativa que regula la actividad de los corredores inmobiliarios”, indica.

Además, remarca que el nombre y la marca de un corredor inmobiliario es “personal y define a quien ejerce esa profesión”. “Nuestra tarea está delimitada por la ley de ejercicio profesional y los códigos de ética de cada jurisdicción. Son relaciones entre colegas y no mercantilistas de competidores”, agrega y destaca que, por la importancia y el valor que tiene un inmueble para la sociedad, la legislación argentina determina que los corredores inmobiliarios no son comerciantes, sino profesionales.

En la Resolución Particular N° 350/2020, la IGJ hace referencia a “prácticas incompatibles con la ley de ejercicio profesional de corredor inmobiliario, no cumplimiento de la ley de sociedades y con leyes impositivas de cargas sociales, actividades contrarias a la ley de contrato de trabajo y publicidad engañosa”, según explica Liotto. En base a esto, el organismo estatal definió este miércoles que sería improcedente brindar personería a una entidad que agrupe a empresas que utilicen el sistema de franquicia.

Sobre los requisitos que incumplirían las empresas agrupadas en CAMESI, Liotto sostiene: ”Son multinacionales que en sus países de orígen están bajo las normas de comerciantes, pero acá la legislación les dio carácter profesional”. En esa línea, indica que, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), así como en otras jurisdicciones, para ser corredor inmobiliario es necesario hacer una carrera universitaria de dos años y medio, para luego matricularse en el Colegio Profesional Inmobiliario. “La franquicia Remax, en cambio, otorga un ‘certificado de agente inmobiliario’ tras apenas dos o tres clases. Esos agentes son monotributistas que trabajan para la empresa, le facturan al cliente que compra una propiedad cuando no tiene legitimidad para hacerlo porque no tiene incumbencia profesional. Se precariza así la relación laboral y no se aportan cargas sociales”, cuestiona.

Por su parte, Alejandro Ginevra, responsable de CAMESI, dice a LA NACION que aún no fueron notificados oficialmente de la resolución, pero aclara que, en caso de ser solicitado, presentarán los expedientes necesarios. Consultado por los cuestionamientos provenientes de CUCICBA, expresa: “Concuerdo con que la actividad no se franquicia. Creo que hay una pelea de fondo con Remax, que escapa a la Cámara, porque representamos el interés de muchas personas. Nuestra empresa es una inmobiliaria de más de 50 años, venimos trabajando como siempre con una gran trayectoria”.

A su vez, indica que la resolución tiene que ver más bien con una cuestión “técnica”, luego de que CAMESI presentó la documentación solicitada para inscribirse legalmente. “Aparentemente hay un cuestionamiento hacia un artículo. Es habitual que pase esto cuando uno presenta una sociedad, porque es una Cámara en formación”, concluye.

Por Delfina Casali

LINK DE ACCESO A LA RESOLUCIÓN PUBLICADA EN EL BOLETÍN OFICIAL

INSPECCIÓN GENERAL DE JUSTICIA — Resolución General 12/2021

RESOG-2021–12-APN-IGJ#MJ — Ciudad de Buenos Aires, 19/08/2021

https://www.boletinoficial.gob.ar/detalleAviso/primera/248408/20210820

Fuente: DIARIO LA NACION — PROPIEDADES (25–8–2021)

A. BRAÑA PROPIEDADES

Teléfonos fijos 4682–4700 / 4701

Teléfono móvil 4418–2674

Email: abranapropiedades@gmail.com

Web: www.abraña.com.ar

C. P. I. Alejandro BRAÑA

Matrícula Nº 199
Colegio de Corredores de la Ciudad de Bs. As. (CUCICBA)

Matrícula Nº 689
Colegio Corredores Pdo. La Matanza Pcia. Bs. As. (CMCPLM)

Matrícula Nª 198
Inspección General de Justicia de la Nación (IGJ)

Socio Nº 4579
Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA)

Integrante Sistema Inmobiliario SOM — Club de Inmobiliarias S.A.
Sistema de Ofertas Múltiples de la República Argentina

Socio Nº 90 Sistema Inmobiliario CECIN
Centro de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Bs. As.

Integrante Sistema Inmobiliario A.P.I.
Asociación Profesionales Inmobiliarios de la República Argentina

Miembro de 777 REAL ESTATE — RED INMOBILIARIA

Socio Sistema Inmobiliario LUGANOPROP — LUGANOVIVE
Inmobiliarias de Villa Lugano Interconectadas

Nuestra misión es brindarle el mejor servicio inmobiliario mediante el asesoramiento legal y técnico acorde a su necesidad con esmerada atención personalizada

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.